NOÑOSTIALGIA, QUIEN TE HA VISTO Y QUIENES TE SEGUIMOS VIENDO

24 07 2007

1148818443_f.jpgVoy conduciendo con dirección a
Donostia-San Sebastián, cuando se pierde la señal de la radio cambio al CD y casualidad, suena La Dama se Esconde. ¿Casualidad? Evidentemente no, nadie se deja en el CD de tu coche un disco de hace 20 años ya descatalogado. Soy yo, ¿la que sigue aquí? no tampoco, soy yo, que me he puesto nostálgico de todos aquellos años de juventud desperdiciados en la costa vasca. ¿Desperdiciados? Pues sí, más o menos, salíamos hasta el amanecer, sin embargo no nos forramos poniendo un bar, fuimos a miles de conciertos pero tampoco acabamos tocando el piano, fuimos de compras, pero no nos subimos a las pasarelas, fuimos a la playa, pero no aprendimos a hacer a hacer surf y para terminar no nos comimos una paraguaya, así que lo dicho, desperdiciados.

Minetras bajo por la autovía de Leizarán, cantando con la vena hinchada, “ohhhhh capturado enterooo, ohhh, ohhh, ohhh, capturado en-te-ro “, se me ponen como escarpias y aún a riesgo de parecer un abuelo cebolleta, comparo a estas canciones, de pretensiones grandilocuentes, con voz de tonos épicos, guitarras naif y baterías electrónicas, tan ochenteras como las hombreras de los Locomía “ ..sus labios rojos dibujando en mi, boca con boca ahhhh….” con lo de ahora y los chicos del pabellón auditivo pierden por goleada.

IMG_0258.JPG

¿Qué queda de aquella época? En bares, casi todos siguen donde estaban. El Akerbeltz, mi favorito de toda la vida, el Mendaur, ahora paso por la puerta y lo que fue un reducto de niñatos esa ahora un infierno bacala y aprieto el paso. La Mejillonera, ese bar caspa con sucursal en Pamplona donde comíamos patatas bravas y bebíamos cachis (minis en la capi). El Va Bene, la hamburguesería pija por excelencia, en su puerta se apilaban las vespas y las vale -modelo de ciclomotor fracaso que en donosti se vendió a saco- de los niñatos, que luego iban al Ku, famosa discoteca precusora de la de Ibiza- ahora Privilege– y famosa por su ubicación, en el monte igueldo con vistas al mar y famosa por las carreras que hacían los niñatos subiendo y bajando. Las útimas noticias dicen que lo ha comprado el último tres estrellas Michelín de la ciudad, para hacer un hotel adyacente a su restaurante. También quedan los bares de Reyes Católicos, comunmente conocidos como reyes alcoholicos, los más típicos el Uda Berri, el Nido y el Komplot, entonces llenos de pijas con pretensiones, bolsos de cadena dorados y vestidos casi de fiesta, ahora parece que con habitantes más modernitos.

IMG_0261.JPG

También quedan algunas tiendas, como Auzmendi -que son bordes hasta en su web, donde se pude leer: “si tienes prisa no entres”-, que ha pasado de ser cara y moderna a carísima y marquera, ahora todo lo venden es de Gucci, de D&G o de Prada, precios irrisorios, por lo alto y marca por todas partes, si no se la marca bien grande no lo venden, yo a esto le llamo belenestebanizar el lujo. Otras dos tiendas pijas que todavía siguen ahí son Individual, con sus polos de vaquita y Don Pascual.Para surferos Pukas.

¿Que hay de nuevo? Mucho, por ejemplo La Zuriola, lo que en mis tiempos era una playa pequeña, semiolvidada por todos, menos lo surferos, de nombre gros, es hoy una pedazo de playa urbana masificada, con escuela de surf, a cargo de Pukas– donde puedes apuntarte a un cursillo alquilar material-, con zona para campeonatos y con los Gorkas y las Jaiones saltanto por encima tuyo bocata de nocilla en mano. La zona de Sagües, al fondo de la Zurriola, que antes era un barrio deprimido de tres casuchas es hoy en día un barrio de tres edificios privilegiados, con varias terrazitas de ambiente juvenil-surfero donde tomarte una cerveza o un bocata cojonuten.

IMG_0255.JPG

Los centros comerciales han invadido la ciudad, más bien han derribado los mercados y los han sustituido por grandes superficies, el de San Martín es ahora un MegaZara y una MegaFnac, el de la Brecha- quizás el más tradicional de todos- es ahora un centro comercial lleno de Adolfos Dominguez y el de Gros simplemente desapareció del todo y ahora es una plaza, la de Navarra más concretamente.

Y por la noche, este finde fuí sólo a sitios que no había pisado antes nunca jamás, el Eiger, un bar roquerito en los límites de casco antiguo, al Be Bop, que lleva siglos en el mismo sitio pero yo nunca habia entrado y que es una buena opción de pre-ultima hora, porque cierra tarde, pero no esperes a las tres la puerta está petada. De entre las discos que hay para elegir en la ciudad creo que estuve en la peor, Zurriola Marítimo, para los amigos/as el Zona Marrana, que coincide en iniciales, gente muy pasada, mucha despedida de soltero y mucho pedo guarrete, en fin lo peor de la noche y en la puerta 12 eurazos con consumición.

Cuando vuelva a Donosti, dentro de 20 años es un suponer- que no quiere decir que en el mientras tanto no vay a ir- me gustaría ir cantantdo a voz en cuello una de Le Mans, pero eso no pasará porque eso no suena en los bares, es una pena.

Otros post sobre Donosti aquí.

El mapa con todos lo sitios aquí.

Advertisements

Actions

Information

2 responses

25 07 2007
gigi

jajajjajaa….. buen resumen, si señó. Te ha faltado añadir una cosa a la playa de gros, y es que ahora además sirve de “privilegiado escenario” (como dicen en todos los medios) para el jazzaldi (por cierto, las cañas a 2’50 y katxis de heineken a 7€). El patrocineitor aquí de momento va bene, pero había ayer varios paseándose con fresqueras llenas de latas de keler haciendo contrapublicidad al evento… jiji

10 10 2007
sergio

Hola, por tus comentarios deduzco que has nacido en el 70/71,como yo, que tambien he vivido todo eso, cuando donosti era una ciudad realmente con carisma para regalar, y parecía mas bien un pueblo grande, he de decirte que el mercado de gros existe, ya que yo trabajo en él, y aunque pequeño ha quedado muy muy moñoño, sólo quería puntualizarte esto, ya que verdaderamente nos cuesta mucho sacarnos las lentejas por todos los centros comerciales que nos han impuesto.. un saludo.