Tombuctú la ciudad de los 333 santos, o el fin del mundo

1 10 2008

Porque como todo el mundo dice más allá de Tombuctú no hay nada, está rodeada de arena por todas partes, aquí tienes que venir porque no está de camino a ningún sitio. Y pese a que la recuerdo bien voy a copiar párrafos de mi diario de viaje, cuando entienda lo que pone claro, cuando no pondré unos guiones o unos ?¿.

Todo esto viene al caso porque este finde en Orcasitas la comunidad Maliense-Madrileña celebra el día de Mali con diversos actos y yo contribuyo a que se conozca un poco más el país.

Paseando por Tombuctú

“..el día comienza calentito y se va a poner más calentito todavía. Viene el guía que nos va a acompañar por Tombuctú, Mohamed (un nombre bastante común aquí), salimos caretos (creo que debería de poner con caretos), vamos hacia la mosqué, es viernes Read the rest of this entry »





DJENÉ, EL MERCADO

3 04 2007

 

Mezquita

 

A Djené hay que venir un lunes, sobre todo si eres guiri, porque es el día del mercado- uno de los más importantes de Africa- y por el decorado que forma, seguro que el más bonito. Dicen que ya no es lo que era, pero la ciudad llega a triplicar su población los lunes y llega gente, no sólo de los alrededores, támbién desde Bamako, que está a unas 7 horas de viaje en bus, dependiéndo de como se de el día, si se da mal pueden ser 8, 9 o más horas de viaje, quien sabe. Read the rest of this entry »





EN TREN POR ÁFRICA

15 12 2006

 

Tirando de archivo os pongo unos estractos de mi diario de viaje por Senegal  y Mali, más concretamente el viaje en tren entre Dakar y Bamako. Quizás un poco editado…

 

Salimos de casa, Jose dice

– ¡que locura!

– no más que a la India- contesto

– En la India no llevábamos todo esto a cuestas.

 

Por fín aterrizamos (en Dakar) según el horario previsto por la organización. El golpe de calor húmedo es impresionante; la gente es enorme ¿como se han podido meter en esos asientos? van vestidos todos de punta en blanco y llevan unas bolsas enormes; la terminal del aeropuerto es enana, no me puedo imaginar a todo el París-Dakar embarcando aquí.

 

Son las 3 de la mañana y hay que esperar, hacia las 6 empezará nuestra aventura africana de verdad. Ahora voy a intentar dormir 1/2 hora, mientras, Isa se hace las uñas.

 

Después de sacar pasta en el cajero del aeropuerto, con un poco de psicosis todo hay que decirlo, eso pasa cuando uno se pasa toda la noche leyendo las técnicas para robarte de la Lonly Planet. Con un montón de senegaleses mirándonos, y claro sacamos bastante y al cambio eran un montón de fajos, no había donde meterlos.

 

Salimos a por un taxi, el ¿segurata? (qui lo sá) nos indica uno, regateamos, son 10.000 CFS, pero sabemos que no hay que pagar más de 5.000, trato hecho, pero llega un taxista oficial, resulta que contra todo pronóstico los taxis oficiales no paran en la puerta, sino en una esquina del edificio, vamos saliendo.

 

Estación de tren de Dakar

Read the rest of this entry »





IN MEMORIAM

7 03 2006

Leo en el mundo.es:

“El maliense Ali Farka Toure, uno de los músicos africanos más conocidos y dos veces ganador del premio Grammy, murió el 7 de marzo en su domicilio de Bamako a los 67 años tras una larga enfermedad.

Toure, uno de los pioneros del estilo de jazz conocido como ‘Mali Blues’, murió en Bamako, la capital de Mali, pero será sepultado mañana, miércoles, en Niafunke……

Niafunke, a orillas del río Níger, en el norte de Mali, es el lugar natal de Toure, quien llegó al mundo en 1939, si bien la fecha exacta es desconocida ya que por entonces no era costumbre registrar los nacimientos en aquellas remotas regiones”

Ya se que esto no tiene nada que ver con inthesity, pero aprovecho para contar una de las situaciones más surrealistas que he vivido. Navegávamos por el Niger en una pinaza y al pasar por Niafunque, le dijimos a nuestro guía:

– ¡Este es el pueblo de Alí Farka Toure!

Y nos dice:

– ¿queréis ver su casa?

– Pues vale, ahí que nos vamos,

– ¿Se puede?

Y de repente estabamos en el salón de la casa, bebiendo agua mineral (un lujo en la zona), con el mito. Tres guiris, nuestro guía Sori y unos abuelos del lugar. El bluesman acababa de llegar de Bamako, y mientras limpiaba una pequeña pistola, nos contaba lo agotador que había sido su viaje en “catre, catre” (4×4). Unos diez minutos después, sin apenas haber tenido una conversación, nosotros no sabíamos que decirle y el repetía todo el rato lo mismo, terminamos el vaso de agua, saludamos y nos fuimos.

Le preguntamos a Sori a ver quienes eran los abuelos, y nos dijo que era gente del pueblo que iba a su casa a perdirle dinero. La casa estaba abierta, tu sólo tenías que entrar, sentarte delante y exponer tus problemas. El era el rico del pueblo y recibía gente así todos los días y les antendía con paciencia y ambilidad.

Hasta aquí lo que yo recuerdo, Isa está transcribiendo mi diario de Mali, pero todavía le queda bastante para llegar hasta aquí. Quizás el diario ofrzca una versión diferente, ya lo veremos.

Para el recuerdo las dos única imágenes que tengo a mano de Niafunque.