Mariconeando. Dias de Orgullo gay por las House-migas

9 07 2008

bandera, Madrid pride 2008

No he tenido unas buenas fiestas este año, mi viejunez se ha manifestado en estado puro, purísimo y en su máxima expresión. Haciendo gala de una falta extrema de glamour, el jueves en en mi Mercadona- al menos es el “Mercadona de las celébritis”, me dio un latigazo lumbar. Read the rest of this entry »





Inthesity XXXVI. Si quieres go, si quieres please don’t go o noches de Yenis y Borjamaris

11 06 2008

Hoy ha salido el sol, por fin, ha durado poco, lo que se prometía como un día radiante, el primero desde no nos acordamos cuando, se ha puesto más negro que el coño la bernarda y amenaza con chuzos. Aún y todo los terrazeros de Madrid inasequibles al desalienteo van abriendo sus locales, caigan chuzos o caigan pedriscos como melones.

Edificio Telefónica

El día del concierto de Ellos estuve en la inauguración de la terraza de la azotea del Hotel de las Letras (arf, arf, que me ahogo dónde coño están las comas). Hacía un frio que se te helaba hasta el páncreas, pero allí aguantamos como jabatos, que había champein, la Pataki pixidixit una vez en la caja tonta y claro a mi estas cosas se me quedan. También había latas, que hay gente a la que la moda esta de servir latas de sardinas y mejillones le parece superdepueblo, yo sólo diré que para un caterine- zjones- tipo fiesta-gorroneo-feroz son poco prácticas, aunque alimenten, con su todo proteina y su todo Omega3. Pero a esta terraza se viene a eso a tomarse algo y unas latas de conserva de las de toda la vida, pero a doblón, el habitat perfecto para el cosmopijo Read the rest of this entry »





Tips para nochevieja. No sin mi tanga

29 12 2007

tanga nocheviejaLo primero es lo primero y lo primero para nochevieja es comprarse un tanga rojo pasión, con sus puntillicas y todo, así se me salga un huevo para cada lado y se me transparente la cicatriz de la apendicitis, que cesáreas no me han hecho todavía ninguna. Este tanga más concretamente lo venden junto al pasadillo de Isabel la Católica, donde está la famosa discoteque Le Cool, en la calle San Bernardo, lo digo más que nada por si tu lencería favorita ha cerrado por vacaciones.

Una vez con el tanga puesto y con el aparato genitourinario “pretico, pretico”, aprisionándote el esperma digamos, ya te puedes lanzar a la calle, a por una cena cotillón, a por una cutrefiesta con barra libre de primeros garrafones o a la puerta del sol, de marinero a pode ser, que como Ramón García y Ana Obregón no presentan las campanadas ya no hay ningún motivo para quedarse en casa y verlas en familia.

Read the rest of this entry »