Klaus&Kinski, en rodaje

16 03 2009

Escucho a los K&K para recordar la voz de Marina y sus fantásticas letras, porque en el concierto del viernes en el 8 y 1/2 casi ni se le oyó. Debió pasar lo mismo en su anterior visita a Madrid., a la que no pude acudir. ¿No calienta la cuerdas bucales? ¿No han conseguido ajustar el directo a su frágil voz? No lo se, pero para ser el gran grupo que prometen en su disco tienen que solucionar esto. Se oirá mejor su voz según pasen las canciones, me decía Bea. Cierto, pero aún así, si no te sabías las letras de memoria, no podías seguirlas. Nunca se le llegó a oír bien, ni mal, casi ni se oyó.

Klaus&Kinski@8 y medio

El resto del grupo bien, muy bien. Alex toca muy muy bien y el resto del grupo le sigue, vamos que si solucionan el problemilla y añaden un batería, para poder deshacerse del pregrabado, Read the rest of this entry »





¿Bangaloo? El mejor Please Don’t Go del año

30 12 2008

Podíamos haber terminado el año con el mejor dependiente, que acabo de ver al de Mac del Corte Inglés de Sol y casi me tiro allí delante del mostrador y le digo: ¡Pintame. Ahora y déjame como una puerta!, o con el mejor bar de cubatas, incluso con el mejor restaurante, que siempre queda superideal y super distinguido, muy “intruder de la sity” (algunos captarán), pero no, a mi me gusta arriesgar y aún a riesgo, valga la redundancia, de que se me tiren encima todos los muscleYonatans y las siliconYenis de Madrí, el año se va con un Please don’t go como las tetas de la Torrida o más grande. Porque la Torri, sería lo más sofistiqué que te podrías encontrar en un local así. Al menos llevaría un vestido de raso y tacones del 15 para adornar su hermoso canalillo o foz como ustedes gusten.

Aún y todo, y pese a ser este uno de los locales mas espantosos en los que he caído en mis años de Sity, que ya empiezan a ser muchos, esta ciudad no ceja en el empeño y siguen y siguen y siguen – como el conejito de duracell- abriendo y abriendo más y más. Ay, esto es un no parar.

¿Qué no he dicho todavía cual es el local? Don’t Panic, el local es el BANGALOO, y lo pongo con mayúsculas para que no parezca que me escaqueo. Una suerte de bar-restaurante-discoteque, en el que por cierto admiten ticketrestaurante -que no es un destalle baladí- y en el que nada más llegar a la puerta te encuentras el elemento imprescindible en este tipo boliches, un tío de 1,90 x 2, 2 de ancho claro, trajeado y con pinganillo. A su alrededor pululan unas Paulinas de mercadillo. Nos acercamos y suelta un “tienen reservado algún reservado” ¿Comorrrrrr? Yo escuchando en un segundo plano me despepitaba de la risa, pero al final sin reservado ni ná salió el encargado, que era amigo de alguien y p’adentro ¡yuhuuuuu!. (No diré con quien iba aqueshhhha noche, porque puede ser contraproducente, sobre todo para mí).

Y una vez dentro, espectáculo sin par. El bar -bueno club- en cuestión está lleno de reservados que se diferencian del resto por estar rodeados de una “superelegante” velvet rope (para los que no dominen el inglés, esos cordones asína como gordos de ciertopelo que ponen algunos en las puertas de sus bares para darse autobombo haciéndote parecer que esperas en la puerta del Galaxy club de LA. ¿Existirá el Galaxy?), que separa a la jet disco-fashion de la vulgar plebe.

Y dentro de los reservados, dentro de los reservados unos tíos inflados, con más metros cuadrados de pecho que un piso de la Kelifinder, así como para hacer superficie corporal para que les quepan en la lycra- lease laicra- una D y una G de gran tamaño, vamos para que las veas aunque te hayas dejado las gafas en casa. Y esos zapatos blancos, ¡uyuyuyuyyyyyy!. Ellas no les iban a la zaga, unas mezclas de Angelina Joly y Yola Berrocal con minfaldas cinturón realmente impactantes, que lo único que tenían de natural era el yogourt de la nevera, el resto todo de cuchiplast. De la música ya ni hablamos. A 10 euros el cubata normal 14, el importación, te diré lo que duramos en aquel local de, como diría mi amiga La No, poligoneras/os venidas/os a plus, que es que los modelones eran de chiquiprecios total.

Ni que decir tiene que nos fuimos de allí tan rápido que no nos dio tiempo a contar cuantos Calibras y cuantos Celicas tuneados tenía el aparcacoches.





Inthesity XXXVI. Si quieres go, si quieres please don’t go o noches de Yenis y Borjamaris

11 06 2008

Hoy ha salido el sol, por fin, ha durado poco, lo que se prometía como un día radiante, el primero desde no nos acordamos cuando, se ha puesto más negro que el coño la bernarda y amenaza con chuzos. Aún y todo los terrazeros de Madrid inasequibles al desalienteo van abriendo sus locales, caigan chuzos o caigan pedriscos como melones.

Edificio Telefónica

El día del concierto de Ellos estuve en la inauguración de la terraza de la azotea del Hotel de las Letras (arf, arf, que me ahogo dónde coño están las comas). Hacía un frio que se te helaba hasta el páncreas, pero allí aguantamos como jabatos, que había champein, la Pataki pixidixit una vez en la caja tonta y claro a mi estas cosas se me quedan. También había latas, que hay gente a la que la moda esta de servir latas de sardinas y mejillones le parece superdepueblo, yo sólo diré que para un caterine- zjones- tipo fiesta-gorroneo-feroz son poco prácticas, aunque alimenten, con su todo proteina y su todo Omega3. Pero a esta terraza se viene a eso a tomarse algo y unas latas de conserva de las de toda la vida, pero a doblón, el habitat perfecto para el cosmopijo Read the rest of this entry »





Sobrevolando la Sity

22 10 2007


Una de las maravillas ocultas de Madrid es el “Federico de la Casa de Campo “, por 4,80 euros el billete de ida y vuelta, el viaje una cabina tirando a antigua y unas bonitas vistas de Madrid.

teleférico Casa de Campo

Read the rest of this entry »





Nesko y Neska & Hidro y Genís

7 10 2007

Dónde: En el Elástico que a su vez se celebra en la sala Wind de la Plaza del Carmen
Cánto: 12€ 2 euracos más que el resto por no tener flyer, aunque algún panoli se los dejó en el imán de la nevera.
Cuando: ayer
Ambiente: modernuki que te cagas.

Genis

Después de esperar 20 minutos en la puerta y 45 a pie de escenario, por fin dio comienzo el concierto de Hidrogenesse, hidro iba vestido de colegial, casi como el guitarra de los AC/DC, pero sin mochila Read the rest of this entry »