Pose o Multidud. A Chueca por la noche Please don’t go

6 10 2008

Hubo otra épocas en las que Chueca fue un lugar especial, pero de esto hace ya unos años, casi muchos. Primero fue un barrio chungo, llamémosle undergruond, que suena mejor. Había garitos chungos y gente chunga o lo que es lo mismo una escena excitante. Después llegó el mundo gay y la escena se convirtió en divertida, desprejuiciada y un pelín pervertida.

apoyada en la barra

El sábado noche estuve en Chueca y hasta entonces no lo había percibido de forma tan evidente. Con horror ¡aaaahhhh! y gran pena de mi corazón vi que se ha convertido en el Please Don´t Go del Momento, al menos yo no pienso volver en una buena temporada. Vale que todavía queda por allí algún buen restaurante, pero bares ya casi no. A día de hoy sólo puedes elegir entre los clon-diseño, tipo Room Mate, que se reproducen como hongos. Decoración aseptica y público aséptico del tipo clon-pose, eso sí a 10 € la copa y subiendo, ¡ala que parezca que estamos en Nueva York!; o bares cutres con música cutre, que han hecho una reforma de todo a cien, para parecer lo más, pero no les ha servido para salir de cutres, con tarifa plana: 5 euros una cerveza, 5 euros un cubata. Vamos una estafa para el caso de la birra y una puta mierda para el caso del cubata tubero que hará que el domingo el cerebro no te quepa en la cabeza. Todo esto por no hablar del inmenso botellón marica que a las 3 de la mañana abarrotaba la calle Barbieri, por la que sólo se podía avanzar a codazos ¿para eso tanta ley y tanta poli?

En fin que ahora todo se reduce a pose o multitud y eso ya no mola. Este barrio necesita otra catarsis pero ya, porque ya no es ni excitante, ni divertido, ni tendencia, ni ná. Así que como hubiera dicho Poch si, si, sí, vámonos ya de aquí.

Advertisements