Raphael, hitazo, tamazo, conciertazo

23 06 2008

En el año 87 yo era- entre otras- dos cosas: joven e ignorante. Fue mi primer viaje a NYC y paseando por delante del Radio City Music Hall,, vi un cartel que me dejó flipando, Raphael tenía en cartel, creo recordar, cinco noches cinco el el coliseo de la 6ª Av., con todo el papel vendido. Y a mi este señor me parecía un hortera, yo que estaba en plena crisis con The Psichedelic Furs- que tocan esta noche en la Joy- , The Smiths y la Dama se Esconde, yo que era un modernazo de pueblo en mi momento musical post Movida, para mi Raphael era lo peor del panorama músical.

Rafael concierto en el Metro

Con los años no digamos que me caí del caballo, porque esto ha sido un proceso lento, pero sí me di cuenta de que Raphael es una estrella de dimensiones planetarias, capaz de llenar el Radio City y lo que le echen y que tiene fans desatados, desaforados y desbocados por todas partes. Incluso tuvo su ceremonia de entrada en el club de la modernidad de la mano de Nebraska y su círculo, que se han hartado de reivindicarlo e incluso versionarlo, con poca fortuna claro.

Rafael concierto en el Metro

Sigue sin gustarme Raphael, pero ya me he dado cuenta de que es por sus canciones, simplemente no me van, pero él me encanta, y al enterarme de que tocaba en el metro de Madrid -estación de Chamartín- la semana pasada no pude más que procurarme un pase, porque es algo que hay que ver al menos una vez en la vida, por su chorro de voz y por todo lo que la rodea. Desde el principio te los pone como escarpias, desde que entona la primera nota hasta que termina el concierto y como debe de ser, la intensidad no baja ni un sólo momento, más bien va in crescendo según pasan las canciones. Los mejores momentos de Rapha son los de canción-declaración, del tipo digan lo que digan, yo soy aquel, soy así, no voy a cambiar, si critican que critiquen o a mi manera “como siempre lo he hecho” dijo casi al final de la vesión de My Way y se quedó tan ancho. Mientras el público- jóvenes, marujas, señores mayores, trabajadores del metro, gafapastas, etc..- se levantaba constantemente para aplaudir, cantaba, coreaba o lloraba, en perfecta comunión con su ídolo y eso también levanta el bello y más aún cuanto más se acerca el final y van sonando los hitazos de toda la vida. Al final conciertazo, este hombre en directo supera y con mucho en calidad a cualquiera de sus discos.

Lo que no sabemos es si con esa potencia de voz se podrán volver a usar los micrófonos y los bafles o tendrá que cambiarlos a cada concierto, porque sufrieron lo indecible.

Más fotos donde siempre

Esta entrada además se hubier podido llamar:

el hombre que jamás desfinó o ¡refuercen la estación que esto se viene abajo!

Advertisements

Actions

Information

5 responses

24 06 2008
Mariangustias

Afectado, hueco, falso, engolado, cursi y con unas canciones mohosas. Pretencioso y bobo.
Como puedes ver, le adoro. Los gustos musicales son variados.

27 06 2008
gloinred

..qué sabe nadieeee..

1 07 2008
ikichi

Yo tuve un pretendiente que me cantaba en las noches calurosas de verano, con la calle repleta de gente y la rodilla en tierra, canciones de Raphael y le salió bien. no sé si me dejé para que no lo hiciese más o porque en el fondo me gustó. Quién sabe!!!!!! Locuras de juventud.

1 07 2008
inthesity

Que “juerte” Iki yo me hubiera muerto de verguén, por cierto mándame el correo de tu sist.

19 08 2008
Juan Carlos

Toda la razón. Raphael es el artista que arrasa en el directo ,su fuerte y donde es insuperable en es vivo, alli donde muchos decepcionan o ni llegan a ser presentables. Por algo 50 años de ser venerado por generaciones variopintas , es un Mito capaz de lograr lo inimaginable . Fui la segunda noche con mi novia y sus padres , horas de colas pero entramos, y aunque ya estaba adevertido de lo que vería , del vozarrón de Raphael ( increible) y de qu eterminaba despues de 3 horas seguidas mejor de como empezó, aun a pesar d e la advertencia sali ATONITO ,y sigo atónito . La próxima vez pago lo que sea , pero a este tío hay que verlo y aplaudirlo de pie . Conciertazo,como has dicho