Silencio, se cena

28 05 2008

Para meter un poco más el muñón en la llaga de la entrada anterior hoy me pongo gastronómico, si otros se ponen estupendos, a ver porqué no me voy a poner yo gastronómico. Mi HoseHey, que diría la más grande, acaba de publicar un articulillo -lo digo por el tamaño- sobre Hiroshy Khobayashi en la revista DT donde comentan cosas sobre los intríngulis del maridaje ¿comor? ¿lo cualo es eso? Pues eso no es otra cosa que conseguir que el vino haga juego con el plato, como las de Pamplona en sanfermín, que llevan todos los compelmentos rojos posibles, a juego con el pañuelico, pero en rollo gourmet. Tu engulles o/u deglutes un trozo del guiso de dinosaurio de ese que te has llevado en taper a la oficina y seguidamente le pegas un trago al vaso de mol, si toda la acidez del caldo desaparece y se convierte en una suave experiencia para los sentidos, es que la combinación marida. Pero lo mas probable es que no.

Hiroshy es japonés- como su propio nombre indica-, somelier- uno de los mejores y por supuesto el mejor que yo conozco- y sin embargo amigo. Hasta ahora siempre nos ha invitado a grandes vinos, en nuestra casa o en la suya, pero el otro día nos invitó a un maridaje en toda regla, porque además de todo eso que he dicho antes- japonés amigo y somelier- es maitre del Asiana, donde prepara un menú con maridaje espectacular.

Asiana es un restaurante de fusión asiático creativa que está entre los grandes templos de la gastronomía madrileña, no es que yo los haya probado todos, más bien casi ninguno, pero este sí y es uno de los grandes. Está en el sótano de un ex-secadero de jamones de la Travesía de San Mateo, sólo abre por las noches y cuenta con tan sólo siete u ocho mesas colocadas entre el género y cuando el genero, a cuya venta se dedican durante la horas del día, son antigüedades etnico-asiáticas en su mayoría y algunas procedentes del resto del mundo, el marco se hace incomparable. Las mesas están dispuestas por todo el sótano de tal forma que parece que estás sólo.

El menú es fijo, 8 platos, el comensal sólo elije si se lo toma con alguna de las miles de botellas de vino de la carta o con el maridaje. Para el menú de ese día Hiroshi nos sirvió 8 vinos diferentes, entre sí, y diferntes a lo que estás acostumbrado, un champagne, una manzanilla, un albariño especialmente guardado para beberlo en el punto justo antes de que se pase, un Ribera del Duero fresco, un Sake, un Priorato Les Terrases, un vino blanco dulce francés, y un castaño, dulce también, de Yecla, no se si van ocho ni los pienso contar- los he recitado de memoria- y cada uno acompañado de una delicia culinaria de cuyos nombres por supuesto que no puedo acordarme. Ni que decir tiene que cuando el menú varía los vinos que lo acompañan también y ahí es donde se aprecia el conocimiento y el dominio de Hiroshi, que además de servirte los vinos te los explica.

El resto, la decoración, el silencio absoluto, los camareros, que se mueven con una suavidad increíble, también maridan perfectamente para lograr un ambiente realmente especial, tan especial que si te sonara el móvil durante la cena sería calificado de catástrofe.

Para disfrutar de todo este lujo, nunca mejor dicho, asiático, sólo tienes que desembolsar 118 €, pero qué es eso si lo comparas con la inmensidad del océano.

La foto es cortesía de Iona Hodgson , fotógrafa y también sin embargo amiga, como siga así voy a parecerme a los Sabinas y las Anabelenes (no confundir con Anabolenas) que son los amigos universales (entre sí y del mundo en general).

Advertisements

Actions

Information

5 responses

29 05 2008
Nía

Joer, como os cuidais!Suena genial!.El problema que yo tengo es que como no vaya a sitios asi con mi amigo imaginario, no voy.Por que las de “Sexo en NY” siempre tienen un plan o otro y yo no me como un donuts? Y si me lo como me toca ir al Melos y pagar yo…..que triste! Si estoy igual de estupenda o mas…(a ver si para de llover que me esta minando la autoestima)

29 05 2008
Mentolín

y yo me pregunto, ¿con qué maridan las “zapatillas” del melos? espero respuestas.
por cierto, el menú está aun en casa, si quieres actualizar el post

29 05 2008
Nía

maridar maridar, no se si maridan con algo.Yo diria que como maximo deben maridar con agua del grifo hiperclorada….ahora, marear por un subidon de colesterol, es probable que mareen.

29 05 2008
inthesity

las zapatillas del Melos maridan estupendamente con un Chateau de Zalatambor, de los de botella de litro y tapón de plastico, puro vino de mesa.
a lo del menú corasón lo sé, pero en casa no tenemos internééeééééeéééé, no me funciona internééeéééééé, enciendo y apago el router, llamo al servicio técnico, enciendo y apago le router, reincio el ordenador, llamo…..

29 05 2008
e-hime

don’t panic! espero que vuelva pronto!
por cierto, el agua de madrid está buena!