El País otra vez y van….

26 05 2008

Bajo el título de Hierven los Blogs –podéis leerlo es muy cortito- una vez más una vez un columnista de El País aprovecha para despacharse a gusto y poner a caldo a los blogueros y aprovecha para reivindicar como siempre la labor de los profesionales. Como ya ha hecho en otras ocasiones y casi siempre desata en mi la misma reacción, así que ahí vamos:

1.-La columna habla de la impunidad de los blogueros. Muchos periodistas firman bajo pseudónimo, el crítico más famoso del suplemento Metrópoli del Mundo lo hace, en ese caso ¿no están amparados por al misma impunidad? O la impunidad del profesional es diferente a la del resto, no sé digo.

2.- Habla de “vergonzosas faltas de ortografía”, que yo sepa Hasier se escribe con una sola s y no es que responda a regla ortográfica alguna, no, me he documentado en la tapa del libro que los citados han escrito. ¿Es eso una falta de ortografía o sólo es una errata? Cuando en El País se habla del Volcán Nevado en un titular como si nevado fuera un nombre propio, teniendo en cuenta que en Colombia hay montones de nevados; cuando se habla del Palio de Siena como una lucha medieval; cuando se explayan durante un buen rato hablando de que los próximos Ipod de Apple va a ser wi-fi, sin mencionar el Iphone o Ipod Touch, que ya lo son y son de Apple, ¿ en que parte de la calificación hay que poner estas cosas escritas por profesionales? En lamentables que….

3.- Acaba el artículo con esta frase gloriosa: “Se trata de una nueva vía de comunicación entre círculos restringidos, que ha dado voz a quienes no la tenían y aspira a tener una influencia creciente en el futuro”. ¿Círculos restringidos? Son los blogs círculos restringidos o los blogs de los que habla el artículo son círculos restringidos, en este caso ¿porqué ocuparse de ellos?. Por otro lado ¿es tan malo que todo el mundo pueda tener opinión? A mi me parece estupendo y es un derecho que todos tenemos y para eso también me amparo en la constitución, libertad de opinión y de expresión. Libertades que se´gun el autor no son argumento suficiente para justificar la existencia de los malos blogueros. Suscribir lo que pretende transmitir ese señor con esa frase me parece censura, esa censura que pretende defender sólo la existencia de la élite.

4.- ¿Sabe este señor porqué blogueamos, sabe que son las redes sociales? Y creo que no, no lo sabe.

5.- Por último tenemos que guiarnos todos por las criticas gastronómicas elevadas que hablan de puntos de cocción de las técnicas complicadísimas que usan los cocineros, de las maravillosas texturas o preferimos leer el 11870 sobre cosas mucho más prosaicas y mucho más prácticas.

Mi opinión es la misma de siempre que cada uno escriba lo que quiera y el resto que lean lo que les apetezca. Y aver si este el último de la serie…


Actions

Information

10 responses

26 05 2008
manu

Supongo que al haber mucha diversidad de blogs habrá blogs muy malos y muchos con faltas de ortografía, lo que no puede negar es que hay blogs especializados muy buenos que hacen una labor cultural que no pueden cumplir ciertos periódicos.

27 05 2008
MM

Estos dinosaurios ke no se adaptan a las nuevas formas tendrán lo ke se merecen; la extinción.

27 05 2008
inthesity

Efectivamente MM espero que así sea.
Manu no se trata de que sean buenos o malos, sino de que la gente tiene una herramienta y la usa y tiene todo el derecho a hacerlo, somos nosotros los que debemos decidir quien lo hace bien o mal o incluso de los que lo hacen mal cual nos gusta o no. Pero me parece muy cutre ese elitismo de sólo nosotros podemos hacerlo porque somos buenos, eso es un pecado capital y se llama soberbia. Que faltas comete todo el mundo tarde o temprano, pero los más soberbios las cometen más gordas.

27 05 2008
Mari G

Precisamente. Y no sólo los más soberbios, sino los que hacen ostentación de su profesionalidad y la exhiben cual si de banda de Miss se tratara. Estoy más que harta de escuchar a los profesionales de la radio y la televisión cosas como “han habido” o “estuvistesss”. Y a veces los titulares de los diarios son de apretar a correr; y no es que yo no pueda entender cómo un profesional puede escribir con el culo, esque lo que tiene delito es que su redactor no se de cuenta… En fin. Que me enciende el tema.

27 05 2008
eldoctorhache

Efectivamente, Inthe. El artículito de marras rebosa mala baba contra el fenómeno bitacoril en sí y contra sus supuestamente pérfidos e iletrados cultivadores, entre los que gloriosamente nos contamos. Se comenta por sí solo, pero has hecho muy bien en ponerlo en berlina. Habrá que tomarlo por lo positivo: cuando desde un periódico de los grandes se dispara así contra las humildes bitácoras, algo molesta en éstas y algo de éstas de teme. Lo que no es poco.

28 05 2008
Silencio, se cena « INTHESITY

[…] se cena 28 05 2008 Para meter un poco más el muñón en la llaga de la entrada anterior hoy me pongo gastronómico, si otros se ponen estupendos, haber porqué no me voy a poner yo […]

28 05 2008
e-hime

A ver si se empacha.

Porque vamos, igual que de foma cubierta o encubierta critica al cocinero ese que ha salido a la palestra criticando a los que usan “cosas raras” para sus platos, él está haciendo lo mismo para que le lean.

“Se trata de una nueva vía de comunicación entre círculos restringidos, que ha dado voz a quienes no la tenían y aspira a tener una influencia creciente en el futuro”. Uy sí, blogger unidos dominaremos el mundo!!! xDDDD

1 06 2008
Silencio, se cena - Soy Catador

[…] sorprenderá! Muchas gracias por tu visita!Para meter un poco más el muñón en la llaga de la entrada anterior hoy me pongo gastronómico, si otros se ponen estupendos, a ver porqué no me voy a poner yo […]

5 06 2008
Señorito

Pues a mí el Sr. Capel me parece un genio de la crítica gastronómica y casi lo único salvable de ese engendro de la progresía.

6 06 2008
inthesity

PUes mira será un genio, pero en esta caso no ha demostrado casi nada de entendimiento, ni de modernidad ni de progresía, más bien el artículo tenía un tufillo a censura del que se cree superior, del que se sabe en la élite y todo le parece chusma, que paqué.