I saw the whole of the moon

10 11 2007

Aunque ya han pasado más de dos semanas desde aquel 25 de octubre en la Joy Eslava, no quería dejar de comentar este concierto, por varias razones: porque fue un gran concierto, por la edad de los asistentes; porque una vez más venía a vernos un grupo mítico de mi juventud al que nunca había visto en directo; y porque enseñando el aviso que me encontré a la entrada, le puedo demostrarle a La Chirvi– que tiene lo suyo esta mujer-, que chocho, yo me labo las uñas y si no me hago la minicura con el photochof.

Advertencia

Más o menos la gente cumplió y vivimos un concierto sin teléfonos y cámaras (yo me estiré y saqué cinco o seis y de lejos, así salieron), pero no exento de patanes que se creen que en un concierto hay que empujar, aunque estés tan lejos que les cueste un esfuerzo y pueden también achucharse para demostrarte dentro de su guay-ismo, que se saben todas las letras, cosa harto molesta, porque el del escenario siempre canta mejor que el imbécil de atrás, pero en fin unos mil conciertos después, ya me voy acostumbrando.

The Waterboys

En general no es que los Waterboys sean un grupo uni-hit (one hit wonder, que dirían los british), pero si que vivieron sus mejores momentos entre el 85 y el 88, así que el público era cuarentón y de ahí para arriba y explotó cuando tocaron The whole of the moon, una canción mítica donde las haya. En ese mimso momento le cambié la letra: “I saw the crescent, You saw the whole of the moon!”, y decidí que sería “I saw the crescent, and aslo the whole of the moon!”, no sólo por haber crecido a la vez que toda esa fauna, sino porque entre yo y el escenario se esparcían un montón de círculos blancos, que a algunos les parecerían lunas, yo me di cuenta a la primera, eran calvas. Tempus fugit y yo fugit con él.

The Waterboys

Acabaron el gran concierto con un apoteósico Fisherman Blues y cinco minutos- igual mensajero– de aplausos, lo que se dice un éxito rotundo. Y mientras abandonaba el local, rodeado de gente que parecía mucho más vieja que yo, me acordé de los Inmaculate Fools, aquella otra super banda de los 80 a la que si puede ver en dos grandes conciertos, que también sonaba a irlandés y que también hacía exaltación del violín, mucho antes de que existieran los insoportables The Cors. Si volvieran yo irá a verlos.

Dos o tres fotos más en mi album de conciertos de flickr


Actions

Information

2 responses

11 11 2007
La Chirvi

Chocho, me alegro por lo de las uñas. Me quedo mucho más tranquila.

30 01 2009
Punk para modernos y gafapastas « INTHESITY

[…] Para casa todos con una sonrisa de entrada amortizada a tachar de la lista de pendientes a uno de esos grupos que ya pensabas que nunca veráis, que ni siquiera sabías que seguían tocando, como me pasó recientemente con los Waterboys. […]