Alternando con las celebrities del arte

6 11 2007

Últimamente no salgo mucho, esa imagen de falso glamour gorrón que tanto esfuerzo me ha costado cincelar, se viene abajo. ¿No echáis en falta fiestas con el embajador, bandejas de canapés, post frivolones con halfhair celebrities del tipo Gran Hermano, bandejones de Ferrero Rocher e ilustres candidatas ser nombradas miembros honoríficos de la Cofradía de la Perla y el Visón? Pues yo sí, pero mi rollercoaster de diversión se ha visto frenado en seco este otoño y no se si volverá. Mientras tanto, me veo obligado a “Alternar con las Celebrities” a través del papel couché, que no es lo mismo, pero por lo menos eres tú el que elige con quien interactúas.

revista

Hoy en la sala de espera del cutre-hospital -cuatro horas de espera- he decidido interactuar con Soledad Lorenzo, que nos enseñaba su chocita en las páginas del País Semanal y no se porqué, pero tengo la seguridad de que no es la primera vez. Podía haber elegido la casa de Tamara Presley en el Hola – si no ha salido ya debe estar a punto-, o ver Ambiciones por dentro en el Cuore – que ya está tardando en dedicarle un monográfico, esa debe ser la mansión de los ¡argssss!- pero yo entiendo el glamour desde la sobria elegancia, el arte y la cultura en un todo.

El caso es que esta señora vive en un piso “tipo loft“, como corresponde cuando te tocas con el arte, donde cuelga los excedentes de su galería, lo que se dice un piso de los que hiperactiva tus glandulas salibares, hasta que tus mandíbulas -por muy grande que tengas la quijada- no pueden contener tanta segregación y esta rebosa por los laterales exteriores hasta estrellarse contra tu cuerpo, en el mejor de los casos directamente contra el suelo y necesitas metros cuadrados de tejido en algodón o de celulosa, en su defecto, para intentar contener la riada.

revista

Pero lo mejor de todo este artículo son las perlas de Soledad, que no sean siete vueltas al cuello de negras cultivadas, no son las que suelta en el artículo, aunque también puede ser culpa del que lo haya editado, no lo sé. Élla cambia las piezas constantemente: “sólo permanecen los muebles y los libros” y sigue: “Me viene aquí porque podía poner gran formato. Dije: ¡Qué maravilla, es la casa que me corresponde!”, vamos que eso mismo he pensado yo viendo el pedazo de salonaco con las fotos de Txomin Badiola, pero la crudad realidad se empeña en demostrarme lo contrario. Constantemente. Las piezas que se trae a casa, además de “gran formato” son las que no ha vendido: “por regla general fantásticas”, vamos que se puede permitir, a los precios que están los palazuelos, los barcelós y compañía, vender la morralla – aunque seguro que de eso no tiene-. La tía termina con un: “Luego las visitas me las quieren comprar. Yo les digo: os he dado la oportunidad…¡y no habéis querido!, de aquí concluyo que las visitas son de pastón claro y que se puede permitir le lujo de no vender, ahora yo te digo que pondría una bacaladera en el salón y a facturar, con un par.

Me ha encantado el artículo, me ha encantado la casa y no te digo las obras del salón de Soledad, nena porque tu lo vales y joder como luce la tía con sus 70 primaveras.

La Galería de Soleda Lorenzo está en la C/ Orfila 5
logoMetro.gifAlonso Martinez

P.D. un días os disecciono mi colección de arte y os desgüevais alive.


Actions

Information

8 responses

7 11 2007
La Chirvi

Yo no es por malmeter, pero varias cosas:

1. ¿Estás en el hospital? ¿Qué te pasa? Mejórate, chocho.
2. Los cuadros son una horterada. Parece, chocho, un garito de Chueca.
3. Que vayas al hospital, ¿te libra de limpiarte las uñas?

7 11 2007
inthesity

Respondo:
1.- no estoy en el hospital, estuve ayer de acompañante, así que de momento estoy bien, gracias.
2.- a mi los cuadros me molan
3.- juas, juas, yo me limpio las uñas, es el efecto de la foto, cocho, en cualquier caso la foto la saqué ayer a la noche y no voy con un cepillo por ahí todo el día, además cuando trabajas como yo en un taller mecánico es difícil llevar las uñas como si salieras de un biuti salún, es como quitarte el olor al salir de la pescadería. Añado la mierda que dejan los periódicos…..lo que si debería es cortarmelas, gracias chocho, por recordármelo.

7 11 2007
calamarin

Ya lo cantaba Cecilia en su dia… “dAMA, DAMA, de alta cuna de baja cama, señora de su señor… amante de un vividor ( que bonita palabra “vividor”)

7 11 2007
alt124

Pues el dia 17 pinchamos en CopolaClub por si quieres visitarnos!

7 11 2007
Mentolín

ahhhh!!!! más compromisos para el 17!!!!!

7 11 2007
Lady Dilema

El collar de Majorica es to-tal! La buena señora hace caso a Rufus Wainwright que en esa misma revista aconseja comprar joyas para cuando estalle la guerra (??)

7 11 2007
gigi

yo voy ahora mismo a ver a rufus!!!

7 11 2007
MM

A mí las casas museo me parecen un poco lo peor. Y las casa anticuario es ke me dan una grima…
Donde se pongan las casas rastrillo ( como la mía) ke se kite lo demás.