Sobrevolando la Sity

22 10 2007


Una de las maravillas ocultas de Madrid es el “Federico de la Casa de Campo “, por 4,80 euros el billete de ida y vuelta, el viaje una cabina tirando a antigua y unas bonitas vistas de Madrid.

teleférico Casa de Campo

El viaje sale de Pintor Rosales, esa calle donde habitan las marquesonas y las del club de la perla. Uno de sus habitantes más caspa era Alvarez Cascos, pero se separó, de regalo para el vecindario dejó allí a su no menos distinguida ex, la baila en la tele y opina en otros programas del hígado. Busca la cabina de salida debajo de El Balcón del Rosales, esa disco club que está de moda o no según quien organice el evento, que lo mismo puede ser una cena Karaoke que un fiestón de Halloween, con zona Vip y todo oyes.

cabina teleférico

Desde aquí el federico sobrevuela el parque del oeste, ese que ser torna ligeramente peligroso al anochecer, pasa por encima del Paseo de la Florida y de uno de los pocos pedazos de la M-30 que el falso progre dejó al aire, que no sabemos si por falta de presupuesto o porque ya estába cansado de tanto pico y pala. Ya por encima de la Casa de Campo el paisaje se torna verde y a veces marroncillo, dependiendo de lo que haya llovido, a más lluvia, más verde (cuando me pongo listo me quedo solo).

Estación Casa de Campo

Al final del trayecto estás en medio de la casa de campo, desde aquí te puedes ir al Zoo a ver a los famosos panda, que nos deja en depósito el gobierno chino previo pago de un panojal. Te puedes ir al parque de atracciones o practicar cualquier deporte, incluso andar, aún a riesgo de ser arrollado por alguno de los miles ciclistas de montaña que pululan por la zona. Pero si has estado ojo avizor mientras ibas en la cabina puedes dirigirte hacia la zona de cruising, un deporte alternativo y popular en la casa de campo. Si no pillas siempre te quedarán las inmediaciones del Templo de Debod ya a más altas horas.

Parque de Atracciones

De cara al invierno el horario se reduce, sólo a fines de semana y hasta las 17,30 de la tarde, pero también puedes coger sólo ida y volver andando, a la aventura. Yo recomiendo ir en invierno, que los días cuando son soleados y de eso aquí no falta, son más claros y se aprecia menos al boina de mierda que cubre la sity.

Mas fotos en mi flickr, como siempre.

Advertisements

Actions

Information

One response

25 10 2007
gloinred

jo, esta es una de esas excursiones ‘pimba’ que me faltan por disfrutar.
además hace mucho que no hago ninguna incursión cañí-cultural!

sólo q a quien no le gusten ni los animales, ni los cacharritos, no puede hacer algo allí, antes de volverse directamente?