INTHESITY XI. IN THE CITAS O INTELECTOS ROAD

9 02 2007

Esto es una reedición, por supuesto remasterizada y con dos temas nuevos- en este caso una coma y un enlace, como todo recopilatorio de Maraya Carei que se precie, por lo tanto los hechos que aquí se relatan ocurrieron en algún momento anterior de nuestras vidas.

INTHESITY XI

Como siempre, es la asistencia a un evento social lo que me remueve las musas y me incita a daros la brasa con un nuevo capítulo de in the sity.

El caso es que un día cualquiera no sabes que hora es……y salgo de currar decidido en busca de la intelectualidad, así como concepto absoluto, como fin en si mismo, como quien se lo ha propuesto en nochevieja 04, pero no ha encontrado fuerzas para llevarlo a cabo hasta junio 05. Esta vez nuestro héroe se dirige al círculo que bellas artes, el “todo a un euro” de la cultura mundial, pagas un euro por entrar, te vayas a imbuir de arte y cultura hasta las trancas o te hallas papeado unos mejillones en mal estado y necesites ir al zambullo. Asiste (N.H. o nuestro héroe, como queráis) a una presentación de un libro de bioética y héteme aquí, que uno de los ponentes cita a Baltasar Gracián, “Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala” ni más ni menorrrrrrrrrs, me muero de envidia porque la única cita así que se me viene a mi a la cabeza cuando me quiero hacer el güai es “yo me dejo la piel en el pellejo” (Sofía Mazagatos, la Mazacats). Apenado y compungido me retiro a mis aposentos, a sabiendas de que nunca podré ser el más ser más pedante del universo. Claro, no he leído a los clásicos, es más, tampoco los he memorizado.

A esto hay que ponerle remedio como sea, así que me tiro otra vez a la calle en busca de eventos de saldo. Se pone a tiro una fiesta en el budha bar, un chiringito en la carretera de la Coruña muy conocido por haber sito puticlub (el archiconocido show girls más conscretamenten).

Aunque la sociedad en general piensa que nunca ha dejado de serlo dado el tipo medio de evento que alli se celebra, como el cuple de Bequi&thepija o Roni&theChichi (bueno exchici) y que llega a mi conocimiento a través de programas de hondo calado intelectual como Aquí hay Tomate (uhy, se me ha escapao, porque mira oyes, yo no lo veo nunca, pero el otro días haciendo un zapping……). Llegamos a la puerta, los aparcacoches salen en estampida, cual manada de ñus por el serengueti, al ver el color grisáceo salpicado de cagadas de gorrión-ballena (suelen ser de una extensión del tapete de una mesa camilla) que adornan nuestro supermoderno utilitario. Una vez dentro pesando encontrar juventud y famoseo nos encontramos con Acebes, el no está, pero si está, ¡Oh my God! Acebes por todas partes, es como si hubieran sobrado mogollón de células madre de Acebes y las hubieran semabrado todas aquí.

Empieza la representación, santa Ane Igarteburu y San Imanol tell me how did it ocour, representan una nueva vitola de Partagás, si yo esencadenan de forma fulminante. Me doy cuenta que justo delante mio está Colate (léase coleit) con un traje como de Hugo Boss impecable, sus pulserítas cutres como de trapo, su camisa abierta hasta el tercer botón y si, si, si, lleva colgantitos y jodete maripuri, lleva MEDALLÓN, parece el Soni Croquet de Villaverde Bajo. Mientras en el escenario Santa y Tell me están desatados, citan a Hemingway, citan a Jeremy Irons, yo levito, no puedo recordar todas las frases, pero definitivamente el esfuerzo ha merecido la pena y eso sin contar que luego hay Catherine y barra libre.

Etapa 3 del vía vía del concimineto, vamos al Teatro. Al María Guerrero, paradigma de la intelectualidad escénica, la obra promete, la sinopsis el folleto no hay por donde cogerla. Nada más empezar me da el síndrome de Luis Ricardo, os acordáis? El de cantidubidubidubi, bueno pues es como el de Stendhal, pero este te da cuando oyes más de ocho figuras literarias en la misma frase, empieza el festival de hipérboles, prosopopeyas, pleonasmos, sinécdoques y paráfrasis y oyes como que desconectas para toda la obra. Mientras tanto en el escenario evolucionan los Sigue Sigue Sputnik unas veces vestidos rollo María Antonieta, otras en pelota picada, la representeision va de el Infierno de Dante, pero yo no me entero, estoy con el síndrome…. De repente uno suelta “como decía…..sólo si has entendido esto podrás comprenderlo todo”. Yo he entendido “esto”, pero sólo como pronombre, porque no me cabe en la chola que coño hace dante con una corona de espinas, al más puro estilo exconseller en cap, que hace Charo Lopez (la Marichari) enseñándoles Roma a Alaska y los Pegamoides y más y más escenas inconexas a la par que gratuitas. Gustarme me gustó y mucho, el montaje, el balet la música, vamos que visualmente perfecta, casi llego al pleonasmo. Pero ¿comprender? Pues mira, no nada, y entender? Pues eso si, “como una perra” (sabiduría popular).

Conclusión: que todo esto me pasa a mi por no haber leído a los clásicos y así no hay quien se vuelva un intelectual, y eso jode, y mucho.

Pero para que veías que mi esfuerzos no están siendo en vano acabo con una cita que viene muy ad hoc ” Pues mira chicho, osea no?, oyes, pues cuando te atacan pegarle un tiro a alguien de vez en cuando no está tan mal no?” (Juali José Iglesias hablando de la ley aprobada en Miami). También tengo algunas citas de su hermana Tamara, pero me las guardo porque se que en futuro puedo necesitarlas.

P.D. en google he descubierto que el catedrático se tiró de la moto, la cita de Baltasar Gracián es en realidad del Quijote.

Advertisements

Actions

Information

4 responses

11 02 2007
brixtatothepower

El Budha Bar también fue Oh! Madrid antes que un puti club, donde aquí la menda se pasaba los viernes en sus tiempos mozos. Fue la primera discoteca a la que fui.

11 02 2007
eldoctorhache

Ya me parecía que la cita era errónea… ¡Estos catedráticos de ahora!

22 03 2007
asfasdf

Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala

Es de Cervantes, no de Gracián

22 03 2007
inthesity

asfasdf, si lees el post hasta el final así se indica en en la post data: “P.D. en google he descubierto que el catedrático se tiró de la moto, la cita de Baltasar Gracián es en realidad del Quijote”. No dice estrictamente cervantes pero yo creo que se intuye.