TRADICIONES MADRILEÑAS, TRADICIONES NAVIDEÑAS

10 12 2006

 

Desde que A del Manzano ya no es alcalde la sity ha desparecido una de las tradiciones más entrañables, como era la inauguración de las luces de navidad con chotischow incorporated, a cargo de alguno de los dinosaurios de este género tan popular, porque siempre era alguien del estilo Olga Ramos, nunca Eva y su Madrid, la única superviviente de las nuevas generaciónes de la chulapo song.

 

La más baratita

 

Perdida esta tradición, con el advenimiento de Gallardón, el falso progre para los amigos, la tradición de inaugurar se convirtío en la tradición de criticar, así que ahora mi tradición navideña favorita es ver a las señoras del perlón salmantino, las marquesonas para los amigos, despotricando en la típica encuesta del telediario de telemadrid, sobre si las luces son así y no asá y remarcando que no representan la tración navideña. Lo que traducido quiere decir que si no ponen esa iluminación fálica consitente en tremenda vela con dos bolas de árbol y un poco de acebo luminoso para disimular, que esa sí representa lo que tiene que representar, las marquesonas no están contentas. ¿No sabrán estas señoras que para tener fantasías no hace falta salir a la calle? Si hasta la revista de mi comunidad de vecinos trae ya catálogo de juguetes sexuales.

 

iluminacion deportiva

 

A mi las luces navideñas que más me han gustado son las que adornan el polideportivo de La Latina, muy en el rollo angelitos olímpicos, muy muy Munich 72.

 

La Otra, tradición claro, la número dos del ranking es la de las pelucas. Ignoro su origen y su edad, porque he hecho mi sondeo y el resultado me indica que no es de toda la vida, pero yo la llevo viendo desde que llegué a vivir a la sity. Un día de diciembre de repente te curzas con una persona, con su indumentaria normal, pero con pelucón de disfraz tipo estrafalario y piensas ¿qué se habrá comido este? pero de repente según te vas acercando a la Plaza Mayor ves a más y más gente con mayor diversidad de tocados, incluso la ridícula diadema con los cuernitos del reno.

 

La edad no importa

 

La gente viene al mercadillo de navidad de la Plaza Mayor en masa y se lo pasa jamón. Pequeños, mayores y muy mayores se compran las pelucas, de pelo falso cutre- cuestan de 1 y 8€- y se las pone, para continuar el paseo por la ciudad hasta su casa. Hayyyy con lo que tiene que picar eso. Este año el nº1 del ranking es la afro estilo 11811, la número 2 una lacia de colores jorrible y la tercera es la de tengo el serebro en ebullición. Lo mejor es que si te acercas al mercadillo navideño en cuestión, verás que la gente esta disfrutando y divirtíendose, no importa la edad.

 

Me arden la ideas

 

Más fotos en mi flicky.

 


Actions

Information

7 responses

11 12 2006
Peluca's

es curioso que escribas sobre ello….el domingo pasado estuve con mi father y flipamos con el tema “pelucas” parecía que estabamos en carnaval
..ya podiamos copiar a otras ciudades que ofrecen mercadillos navideños chulisimos con bollitos de canela y vino caliente…
ah y no me gustan para nada las luces!

11 12 2006
Madrid me Mata - » Atención: Madrid puede Matar!

[…] Tradiciones Madrileñas […]

11 12 2006
Florinda Chic

El tema del mercadillo madrileño es una ordinariez. Si no te quedas ya contento con ponerte un pelucón, te compras un cagunet para el Belén en forma de Le, Fe, Zapa o cualquier personaje ilustre, que yo no sé cómo la Asociación Belenista no hace algo, por diosss

11 12 2006
inthesity

cagonet, flo, que a mi por este tipo de cosas tus queridos gigi y el otro, que firma con psudónimos variables, me llaman muñones.

11 12 2006
lifeonmars

¡Geniales tus fotos! Así hasta el “mercadillo navideño” ese (o especie de) de la Plaza Mayor parece hasta algo artístico, y todo.
Thanxs!

3 12 2007
MMM… ¡a las Pelucas! « INTHESITY

[…] pensado alguna vez ¿Qué hacen todos esos pringados con esa pelucas tan raras? ¿Has sido alguna vez uno de esos pringados? Yo lo pienso todos los años, aunque todavía no he […]

20 12 2007
Emigrante Sin Destino en Japón, dando la vuelta al mundo… » Navidad, dulce Navidad

[…] Mayor, que para mi sorpresa tiene un mercadillo navideño donde los objetos que más se venden son pelucas. Ni de Santa Claus, ni de los reyes magos. Pero sí se venden cabelleras falsas al estilo Elvis o a […]