EL RASTRO

1 12 2006

 

SOLO LOS DOMINGOS
METRO: LA LATINA

 

Los domingos en NYC la gente invade Central Park con sus bicis sus patines o su piernas y le dan mogollón de vueltas, en LA me imagino que se irán a la playa, ¿Y en la Sity? En la sity vamos al Rastro, porque aquí lo que se lleva es la quincalla y el vermú.

 

img_6692.jpg

 

El rastro empieza en Cascorro, una plaza dedicada a Eloy Gonzalo – que también tiene calle- y que fue un héroe de la guerra de Cuba, “que acometió en Cascorro, el año 1897, la arriesgada hazaña de ir él solo, con una lata de petróleo, a prender fuego al paraje donde estaban unos defensores de la independencia cubana”. En esta zona el género es más bien de camiseta y ropa de segunda, hay algún puesto con buena ropa militar y uno que me fascina que vende esos cristalillos de colores que te permiten tener las plantas sin tierra en un recipiente de cristal que queda así decorado con una gama cromática que te jode las pupilas.

 

img_6702.jpg

 

Si seguimos hacia abajo hay tiendas de material de montaña, de fotografía y más, pero esta abren todo el día así que es mejor seguir por la calzada y ver los puestos a diestro y siniestro. A mitad de la cuesta, ya en la Ribera de Curtidores, donde el tío Emo echaba la brea en un hilarante capítulo de La Fuga de la Modelo”, de Gallardo y Mediavilla – aviso a navegantes: daría yo media-villa por tenerlo de nuevo en mi estantería-, ya me he ido, a mitad de la cuesta una vez compramos unas babuchas estupendas y superbien de precio a un marroquí que estaba güenísmo, nunca más le hemos vuelto a ver, pero hay otros.

 

Otra cosa que abunda en el rastro es el anticuario ¡CUIDADO!, porque los precios suelen ser de cuidado, son expertos en vender al doble de su valor, algunas tiendas de este tipo están agrupadas en patios otros están por ahí sueltos, en calles adyacentes. Hay tiendas de muebles de los 50 en adelante con muebles alucinantes, pero como no dejan jamás sacar fotos no les pongo ni el nombre, no vaya a ser que algún despistado busque en google.

 

img_6698.jpg

 

En la Plaza Vara del Rey están los anticuarios de quincalla, normalemente gitanos, entre los que destaca la señora del turbante, que no se como se llama, pero es una institución, en una esquina de la plaza, en la otra el rollo es más el mercadillo de la maleni, con mucha ropa interior de colores indescriptibles y me imagino que tejidos también indescriptibles. Ya en la parte baja del rastro, Plaza del Campillo del Nuevo Mundo, hay libro viejo, revistas de segunda mano, donde abunda el material porno para ellos y para ellas. A última hora dejan mucho libro abandonado, si no eres alérgico al polvo y los ácaros puesdes rebuscar, pero. allá tú.

 

img_6701.jpg

 

El otro deporte rastrero es tomar el Vermú, que no tiene que ser tal, aceptamos también caña como animal de compañía. Mejores lugares son Santa Ana, Zé y la Casa de la Radio en la Calle Santa Ana todos ellos, juventud moderna lindando con lo perrofláutico. Mas castizo y más de callos y virica es Los Hermanos en la calle Rodas, también más tranquilo y perfecto para sentarte en la calle al sol, hasta aquí no llega el afán antibotellonero de los munipas capitalinos.

 

img_6695.jpg

 

El apunte-chascarrillo histórico corre a cargo de la Duquesa de Alba, Cayetana de nombre, como la de ahora, pero en el siglo XVII, nació junto al rastro, donde pasó toda su infancia, antes de ser retratada desnuda por Goya. Esta señora se dice que fue muy populachera, que le gustaba la chuleterie, y que al tener que mudarse al Palacio de Buenvista en Cibeles, actualmente, junto a la casa de Tócame Roque tuvo sus porblemas de adaptación al medio e incluso depresión. Esto lo leí yo en un periódico de tirada nacional, pero no encuentro el artículo y si encuentro éste otro, que fija el traslado cuando Cayetana tenía 10 años, un poco pronto para entrar en depresión, no sé digo yo.

 

img_6707.jpg

 

Mas fotos del Rastro en mi FLICKY

 

Advertisements

Actions

Information

4 responses

1 12 2006
CooL BoY

Me pido el regateo de la señora con un remix de estampados en su camiseta, y hombreras. jajaja! Besooos !

1 12 2006
lifeonmars

¡Me encantan tus fotos!

El Rastro es una institución, y desde que vivo en Madrid voy siempre que puedo.
Pero desde que robaron todo el dinero que llevaba (y era mucho) a un amigo extranjero que me visitaba un fin de semana, me corta mucho el punto. Y ya, inconscientemente, cada vez que voy estoy como cortado (con un pelín de miedo).
Es que fue una experiencia horrible.

A pesar de eso, es un lugar maravilloso.

1 12 2006
Brixta

Mi madre tiene un armario modernista enorme de madera de naranjo que compro, por 200 pesetas de las de toda la vida, en el rastro. Se lo compro antes de que naciera yo, asi que hace siglos. Imaginate comprar uno de esos ahora. Habria que pedir una hipoteca sobre la hipoteca del cuchitril.

Ella es gata, gata. Dice que el rastro ya no es lo que era.

Se te ha olvidado Casa Mingo! Yo siempre iba alli a comer despues de un domingo en el rastro. Y despues a por los vermus en la latina. Que tiempos aquellos….

Jo, que nostalgia.

2 12 2006
eldoctorhache

También recomiendo el clásico “Amadeo” con sus caracoles y demás condumios, todos “de muerte”. Y su simpática y majísima hija, que ha abierto sucursal al ladito del padre, en lo que fue una tienda de lámparas.